Acceso Autenticado : EDITORES, LIBRERÍAS, AGENTES
Solicitar Acceso Profesionales     Recordar Contraseña
Busqueda Avanzada
Agenda

Reseñas Prensa
  • En estos momentos no hay eventos disponibles
  • Lamentamos las molestias
  • El equipo de disbook.com

Buscador de librerías

Para buscar su librería más cercana, introduzca su código postal o su población

CARLOS V

EL PACIFICADOR DE NAVARRA

BURGO, JAIME IGNACIO DEL

Precio s/i :

29,81 €

P.V.P :

31,00 €

DISPONIBLE

Colección: ALMUZARA Temática: HISTORIA
ISBN: 978-84-18952-39-5 Nº de Páginas: 664
EAN: 9788418952395 Idioma: N/D
Sinopsis:
En los manuales de Historia de España apenas pueden encontrarse ni siquiera unas líneas sobre el proceso histórico que condujo a la incorporación en 1515 del reino de Navarra a la Corona de Castilla, en una unión calificada como aeqüe-principal o paccionada, que le permitió mantener intacta su condición de reino de por sí con sus fueros, libertades e instituciones propias. Se da por sentado, asimismo, que Isabel y Fernando fueron los artífices de la unidad de España, ignorando que el verdadero fundador de la Monarquía española fue el emperador Carlos V de Alemania, I de Castilla y de Aragón, IV de Navarra que, en 1516, tras la muerte de Fernando el Católico, reunió junto a su madre, la llamada Juana la Loca, las tres Coronas que hoy conforman la nación española. Este proceso ha sido investigado por la historiografía contemporánea, tanto francesa como española, y muy especialmente por la navarra. En la actualidad estamos ante un renacer de una nueva memoria histórica , que se remonta nada menos que al siglo XVI con el fin de demostrar que Navarra como parte inseparable de Euskal Herria , nación imaginaria supuestamente aplastada por los Estados español y francés. Desde el principio de los tiempos, se proclama como dogma incuestionable, el pueblo vasco está dividido en tres entidades políticas: la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad Autónoma del País Vasco y los territorios vascos del sur de Francia a los que llaman Iparralde. El dogma nacionalista considera como verdad revelada que Castilla arrebató a Navarra las tres Provincias Vascongadas de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya, y el reino navarro perdió su independencia en 1512. En Francia la Revolución francesa de 1789 arrebató sus seculares libertades a los territorios vasco-franceses de Labourd, Basse Navarre y Soule y los convirtió en un mero distrito del Departamento de Pirineos Atlánticos, integrado en la región de Aquitania. La conclusión es que Euskal Herria se encuentra oprimida por el Estado español y el francés y quienes se siente españoles son traidores a la patria ancestral. El relato aberzale de lo que ocurrió a Navarra es muy simple. En 1512 Fernando el Católico invadió el indefenso reino navarro con un poderoso ejército castellano y, tras destronar a sus reyes legítimos Juan de Albret y Catalina de Foix, lo incorporó a Castilla. De modo que los navarros son españoles por la fuerza de las armas, en virtud de una ocupación ilegal que aún perdura. La historiografía contemporánea revisionista es la encargada de proporcionar argumentos históricos al dogma independentista, objetivo al que en ocasiones sacrifican el rigor científico. En este libro de Jaime Ignacio del Burgo, en su faceta de historiador, se describe paso a paso los hechos por los que la dinastía de los Foix y los Albret –dos de las familias nobiliarias más poderosas de Francia y a cuyo rey debían pleitesía–, fue sustituida por la dinastía de los Austrias, con justos títulos conforme al derecho de la época, en el contexto de la permanente confrontación de Francia y España para disputarse la hegemonía europea. El autor, sobre la base de hechos probados fruto de un riguroso manejo de las fuentes históricas, expone su propio análisis desde el punto de vista político, histórico, jurídico y social. En él se concluye que el emperador Carlos V fue el gran pacificador de Navarra al lograr, en 1524, poner fin de forma definitiva al estado de confrontación civil casi permanente, con episodios de violencia extrema, en el que desde mediados del siglo XIV habían sumido al antiguo reino las facciones agramontesas y beaumontesas. Desde entonces los navarros, juntos entre sí y con el resto de los pueblos españoles, contribuyeron a forjar la gran nación española. AUTOR Jaime Ignacio del Burgo (1942) es un jurista, político y publicista navarro. Doctor en Derecho y Abogado-Economista por la Universidad de Deusto. A lo largo de su dilatada trayectoria ha llevado a cabo una intensa actividad profesional, primero en la empresa privada, después en la Administración Foral de Navarra y desde 1975 ejerce la profesión de abogado. Fue Senador por Navarra (1977-1982 y 1986-1989), Diputado al Congreso (1989-2008) y Parlamen tario foral de Navarra (1979-1987). En abril de 1979 se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente de la Diputación Foral de Navarra o Gobierno de Navarra (1979-1984). Es Académico correspondiente de las Reales Academias de la Historia, de Ciencias Morales y Políticas, y de Jurisprudencia y Legislación. Pertenece a la Orden del Mérito Constitucional y está en posesión de la Cruz de Honor de la Orden Civil de San Raimundo de Peñafort. En el proceso constituyente, como miembro de la Comisión Constitucional del Senado, participó activamente en la elaboración de la Constitución y de manera especial en la redacción de la disposición adicional primera (derechos históricos de los territorios forales) y de la disposición transitoria cuarta (derecho de Navarra a decidir libremente su destino en la España de las autonomías). Asimismo, fue promotor y se le considera «autor intelectual» del Amejoramiento del Fuero de Navarra de 1982. Es autor de 36 libros sobre temas constitucionales, históricos, forales y políticos así como de casi un gran número de trabajos monográficos publicados en revistas especializadas y de cientos de artículos en la prensa navarra y nacional.